En esta parte vamos a reflejar todo aquello que dejamos de lado en un primer diseño. Rediseñar teniendo en cuenta la inteligencia emocional es un paso difícil pero necesario ya que sin emoción no hay aprendizaje.
Además introduciremos el trabajo cooperativo en la gamificación y la aplicación de la teoría de las inteligencias múltiples.



¿Cómo podemos crear una experiencia que vaya más allá del aula?

Es una de las preguntas que siempre me hago y yo utilizo algunos trucos. Por ejemplo:

a) Coleccionar códigos qr que estén por el instituto con ejercicios que les den puntos extra y que me los tengan que meter en el cajón del profe o en la mochila. (es muy potente). Lo que mola es meter pistas falsas en los códigos que les hagan gracia (así querrán coleccionar no solo los que dan gemas si no también lo que son falsos)

b) Poner pistas ocultas en la página web con juegos online extra que puedan hacer en casa y con los que pueden ganar gemas.

c) Hacer exámenes colaborativos tipos caza del tesoro. ¿Te puedes imaginar lo que puede ocurrir? Pues en la última que hice los alumnos tardaron 5 minutos en coger todas las pistas y ya estaban en clase juntos tratando de resolver los ejercicios.